pet-sounds-cover

La historia de “Pet Sounds” es la historia del arte versus el comercio, del optimismo juvenil contra el cinismo adulto y del espíritu independiente frente al status quo mundano. Es también una historia de tremendo coraje. En 1966, Brian Wilson, de 23 años, secuestró a los Beach Boys, una industria multimillonaria formada por sus dos hermanos, primo y amigo de la infancia, para dar voz a los sonidos que oía en su cabeza y a las emociones que sentía en su corazón. El resultado fue un álbum que a través de los años tuvo a importantes luchando por igualar su innovación técnica, su profundidad lírica y su genio melódico. Más de medio siglo después, es cuestionable si alguien lo ha conseguido… Conozcamos un poco más de esta obra maestra, a 51 años de su edición que tuvo lugar un 16 de mayo como este.

pet-sounds-brian

Wilson mira la consola de grabación como si no tuviera la más pálida idea de qué botón tocar. ¡Pero la pucha que la tenía!

EL TRASFONDO. Los Beach Boys habían lanzado cinco álbumes en el transcurso de breves años antes de que el multifacético cofundador de la banda, un por entonces muy joven y muy novato Brian Wilson, de 22 años, sufriera un ataque de pánico mientras volaba desde Los Ángeles a Houston. El acontecimiento sirvió de catalizador para que el ansioso músico se tomara un descanso de viajar con el resto del grupo, decidiendo en cambio centrarse en la escritura y la grabación (con Glen Campbell y más adelante Bruce Johnston, que lo sustituyó en las giras). Esta ruptura necesaria dio lugar rápidamente a la edición de “Today!” y “Summer Days (And Summer Nights!!)”, marcando ambos álbumes una evolución en el catálogo de la banda a medida que los arreglos se hicieron cada vez más complejos y las letras se desarrollaron más allá de los tópicos previamente frecuentados por la banda como los autos, el surf y las chicas.

“‘Rubber Soul’ era una colección de canciones que de alguna manera se unieron como en ningún álbum jamás había pasado antes, y me quedé muy impresionado. Me dije, ‘Suficiente. Realmente tengo el desafío de hacer un gran álbum’ “. – Brian Wilson

“Pet Sounds” se grabó entre el 12 de julio de 1965 y el 13 de abril de 1966. La mayor parte del álbum fue grabado sin la inclusión de los otros miembros de los Beach Boys, ya que estaban de gira durante el desarrollo del álbum. Pero gracias a los grabadores multipistas mejorados y a un grupo de legendarios sesionistas de Los Ángeles conocidos como The Wrecking Crew, Brian pudo crear pistas de acompañamiento para las canciones y luego añadirles la voz de los Beach Boys. Durante las sesiones de grabación, Brian enseñaría a cada sección de instrumentos su propia música, muchas veces teniendo que tocar los arreglos que estaban en su cabeza para que pudieran ser interpretados por los músicos.

pet-sounds-bb

Todo es armonía: Al Jardine y Wilson graban sus voces en los Western Recorders studios en la primavera de 1966.

Marzo y abril de 1966 se dedicaron a la grabación de las voces. Los Beach Boys acababan de salir de gira por Japón y Hawai, y un poco de tensión surgió a partir de la enorme diferencia en la dirección que el álbum estaba tomando respecto a su material anterior. Mike Love (quizás el mayor defensor del sonido “divertido” de la banda) ocasionalmente se refería a Brian como “Oídos de perro” debido a su enfoque perfeccionista a la voz; de hecho, ese apodo fue el que finalmente inspiró el nombre del álbum. Al igual que hizo con los Wrecking, Brian enseñó a cada miembro de la banda su parte individual en el piano. Incluso “el menor indicio de error”, como Love lo describió, impulsaría a Brian a desechar una grabación. La conducción hermética y obsesiva de Brian dio resultado, a pesar de todo: las armonías a lo largo del álbum continúan siendo brillantes más de medio siglo después.

SONIDOS DE MASCOTAS (Y DE OTRAS MIL COSAS)Habiéndose librado de las cadenas de la gira e influenciado por su experimentación con drogas psicodélicas, la maduración musical de Wilson estaba en pleno apogeo al sumergirse en la creación de lo que pasaría a ser considerado uno de los mejores álbumes de todos los tiempos, “Pet Sounds”. A menudo considerado un álbum solista de Wilson, el disco muestra sus arreglos sinfónicos de vanguardia, armonías vocales elaboradas y una plétora de instrumentos atípicos -incluyendo perros aullando (entre los que figura Banana, la mascota de Wilson), latas de Coca-Cola, campanitas de trineo, timbres de bicicleta, órganos vibrantes, clavicordios, flautas, el theremin y hasta silbatos de perro, junto con los más habituales teclados y guitarras, todo contribuyendo a crear una atmósfera sinfónica que cautiva al oyente, especialmente en los instrumentales del álbum: “Let’s Go Away for Awhile” y “Pet Sounds”.

pet-sounds-banan

Wilson y su perro Banana, mirando al futuro con optimismo. O algo así.

Por su parte, “Caroline, No”, “God Only Knows” y “I Just Not Made for These Times” reflejan las conflicciones personales y el estado emocional de Brian. Con todo, “Pet Sounds” es la obra maestra de Brian Wilson: una obra de arte que se extiende mucho más allá de los límites de la belleza y simplemente no puede ser replicada. Presentado como uno de los primeros álbumes conceptuales del rock, sus letras punzantes e introspectivas (escritas con la ayuda de Tony Asher), la orquestación exuberante y la producción avanzada se amalgamaron en una obra pop que reinventó la idea misma de lo que un álbum podría y debería ser en una época -quizá no tan distinta de la actual- donde un single de vinilo de 45 rpm tenía más peso que un LP completo.

pet-sounds-beatles

“Me parece que con esto de ‘Pet Sounds’ me quieren meter el perro”, piensa un pensativo Lennon.

APROBADO POR LOS BEATLES. En lo que daría el puntapié inicial a un hermoso ciclo de inspiración, Wilson dice que empezó a trabajar en “Pet Sounds” como resultado directo de lo inspirado que se sintió tras escuchar “Rubber Soul” de los Beatles A su vez, “Pet Sounds” despertó en los Fab Four el incentivo para producir nada menos que el inoxidable “Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band”, el celebérrimo clásico de todos los tiempos que fue lanzado en junio de 1967. El productor de los Beatles, Sir George Martin, cuenta en las notas del boxset de 1997 de “Pet Sounds” que “sin este disco, ‘Sgt. Pepper’ nunca hubiera sucedido… ‘Pepper’ fue un intento de igualar ‘Pet Sounds'”.

“(“Pet Sounds”) Me voló la cabeza. Me encanta. Acabo de comprarle a mis hijos una copia para cada uno para su educación en la vida. Me imagino que nadie ha completado su educación musical hasta que haya escuchado ese álbum. Puede sonar sarpado decir que es el clásico del siglo pero para mí ciertamente es un clásico total, imbatible de muchas maneras. A menudo me hace llorar al escucharlo. Se lo hice escuchar tanto a John [Lennon] que le sería difícil escapar de su influencia”. – Paul McCartney

Wilson se ubicó en el segundo lugar detrás del “Sgt. Pepper” en la lista de Rolling Stone de los 500 álbumes más grandes de todos los tiempos, aunque todavía afirma que personalmente cree que “Rubber Soul” es el mejor álbum de todos los tiempos.

pet-sounds-brian-wilsonpaul-mccartney

Wilson y Macca en una foto más reciente: y sí, los años pasan para todos, pero el talento queda

ADELANTADO A SU ÉPOCA: Aunque el álbum hoy es aclamado como una de las más grandes creaciones musicales de todos los tiempos, debutó en las listas de Billboard en el puesto 106, finalmente entrando en los diez primeros, pero cosechando significativamente menos éxito comercial que los registros anteriores de la banda. Tanto fue así, de hecho, que Capitol lanzó el compilado de grandes éxitos “The Best Of The Beach Boys” menos de dos meses después de “Pet Sounds”, que obtuvo el disco de oro casi de inmediato. La recepción crítica en los Estados Unidos inicialmente fue negativa, pero por supuesto, las revisiones retrospectivas de esta obra maestra plantean una posición muy distinta a la de aquella época.

Aunque puede ser un poco difícil de imaginar hoy en día, los arreglos radicales, la orquestación lejos de lo que se suponía debía tener una banda de rock y la producción de inédito vuelo creativo junto a una lírica menos alegre y más introspectiva que el álbum pop promedio de hace medio siglo, era demasiado para quienes solo buscaban el nuevo tema surfer para bailar y divertirse en la playa. Sin embargo, “Pet Sounds” allanó el camino a la idea de que un álbum de rock podía ser más que una mera colección de singles y constituirse en una obra de arte cohesiva. La producción de Brian Wilson abriría las posibilidades creativas que hoy damos por sentadas, influyendo a todo tipo de géneros musicales y trayendo el concepto de producción a la conciencia colectiva como parte esencial de un álbum.

pet-sounds-aniversario

HOY, EN 2017: Todo el mundo, desde los fans de la primera hora que recuerdan “Pet Sounds” del momento en que este salió a la venta hasta los millenials a quienes el título -a lo sumo y con suerte- les resulte vagamente familiar, pueden experimentar esta placa en vivo ya que Wilson la está recreando en festivales, estadios y teatros de todo el mundo a raíz de la celebración de su 50 aniversario, gira que comenzó el año pasado y se extendió a este. En julio y agosto hay previstas fechas en Inglaterra, como pueden ver en la web de Wilson.

pet-sounds-banda

Wilson sostiene un espejo donde sonríen de izquierda a derecha Mike Love, Al Jardine, Carl Wilson, Bruce Johnston y Dennis Wilson. Es de suponer que ellos le sostendrían luego el espejo a él. O tal vez no.

CRÉDITOS: Brian Wilson (voz, armonía y coros, órgano, piano, efectos de sonido, producción, arreglos), Mike Love (voz, armonía y coros), Al Jardine (voz, armonía y coros; pandereta), Bruce Botnick (ingeniería), Chuck Britz (ingeniería), H. Bowen David (ingeniería), Larry Levine (ingeniería), Carl Wilson (voz, armonía y coros, guitarras), Dennis Wilson (armonía y coros, batería) + una multitud de sesionistas.

at-the-drive-in-feat
Anterior

Debuts: Vean a At The Drive-In haciendo dos temas de su nuevo álbum en el show de Jimmy Kimmel

foo-fighters-dave-grohl
Siguiente

Debuts: Vean a Foo Fighters estrenando un tema nuevo en vivo, "The Sky Is A Neighborhood"

Revista Madhouse

Revista Madhouse

Fundada por Frank Blumetti y Belén Agustina Sánchez, la edición digital de la recordada revista de los 90 cuenta con colaboradores de la vieja época y nuevas incorporaciones. Centrada en todas las manifestaciones de la cultura joven, la revista busca estar al tanto de todo lo que ocurre en Argentina y el mundo y estar al día con los desafíos que las nuevas tecnologías imponen al periodismo.