england-is-mine-header

Alguien dijo alguna vez (cito de memoria) que la mediocridad es como una ambición raquítica. Es más bien la falta de talento o de oportunidad o de pura fuerza de voluntad lo que termina por entregar un producto final que no es laudatorio ni execrable. Simplemente, es. Y en esta categoría es, precisamente, donde tras varias consideraciones, reflexiones, pensamientos y repensamientos se ubica “England Is Mine”, la biopic no autorizada de Morrissey creada por Mark Gill. La película no es estrictamente mala; es, a falta de una mejor palabra neutral, “mirable”, pero tampoco tiene una razón real para existir.

england_is_mine-h_2017

Uno de los productores de “England Is Mine” es Orian Williams, quien también produjo el filme biográfico de Ian Curtis, “Control”, que dirigiera en su momento Anton Corbijn. A efectos de la comparación y desafortunadamente, las diferencias entre las dos historias son muchas. “Control” contó con el apoyo y la participación de la viuda de Curtis y sus ex compañeros de banda, mientras que “England Is Mine” carece por completo de la más mínima autorización de sus protagonistas en la vida real. En segundo lugar -y posiblemente más importante- la vida de Ian Curtis fue trágicamente corta, ya que el frontman de Joy Division se ahorcó a la tempranísima edad de 23 años. Como resultado, la película tuvo un arco narrativo cohesivo, y al tener además acceso a la música original de Joy Division y a los amigos, familia y compañeros de banda del malogrado Curtis, se pudo relatar una historia bastante completa. Esto sucede apenas en la película que aquí nos ocupa. Como dijo una vez la escritora estadounidense Gertrude Stein, “allí no hay allí”.

england-is-mine_1280x720

Hecha la introducción al problema de esta cinta y si todavía no se fueron a leer otra cosa, digamos que “England Is Mine” cubre los años en la vida del por entonces adulto joven Steven Patrick Morrissey antes de comenzar con los Smiths junto a Johnny Marr. Si bien su vida de 1979 a 1982 puede ameritar un largometraje, “England Is Mine” contiene escasa evidencia que respalde esa idea. A pesar de todo, la actuación de Jack Lowden como la superestrella naciente llega a alcanzar alturas deslumbrantes. Su progresión gradual de misántropo tímido y virtualmente mudo a un… misántropo ligeramente más conversador se logra hábil y sutilmente, con la salida de su caparazón social aportando algunos de los momentos más memorables de la película. La representación de su primera actuación en vivo, especialmente, es un momento de goce fugaz pero auténtico.

england_is_mine-biopic-screenshot-billboard-1548

Cuando Lowden toma el escenario como el cantante principal de los Nosebleeds, es el primer y único momento emocionante en una película que debería tener muchos otros. De repente,  “England Is Mine” llega a lo que se presume es su intención primaria, el sentido de su existencia, cuando se nos ofrece un vistazo al personaje en el cual Steven se convertiría y lo que tenía reservado para el mundo. Es un botón de muestra, quizá demasiado breve, del genio que años después se convertiría en Morrissey. Con todo, la energía que esta escena aporta al filme se agota tan rápido como aparece.

3228989

A pesar del panorama escasamente convincente,  “England Is Mine” no carece por completo de encanto. Las escenas con la musa inspiradora, alma gemela (platoniquísima) y mejor amiga de Morrissey, es decir Linder Sterling (interpretada por la bella Jessica Brown Findlay) son brillantes e inteligentes, ofreciendo pistas de lo que está por suceder en la vida artística de Morrissey (si no en la película). Una escena en particular entre ambos, con un cementerio de telón de fondo, en la cual tratan de superar uno al otro citando literatura, es encantadoramente naif… pero tal como sucede con la mayoría de las mejores escenas de la película, deja al espectador con ganas de más.

1

En resumidas cuentas, algo no funciona del todo bien cuando ves una peli que se ocupa de los inicios de la vida artística de una gran figura musical de los últimos 30 años y la misma te hace sentir pocas emociones, entre las cuales sobresale, triste es decirlo, el aburrimiento. Más allá de la opinión personal que cada quien tenga acerca de Morrissey, de su vida, su obra, su talento, sus aciertos, sus defectos y sus contradicciones, resulta innegable que su arte ha conmovido a millones: por desgracia, no se puede decir lo mismo de “England Is Mine”. Véanla a su propio riesgo.

FICHA TÉCNICA

Título: “England Is Mine”

Género: Biopic

Origen: Reino Unido

Estreno: Agosto de 2017

Director: Mark Gill

Guión: Mark Gill y William Thacker

Reparto: Jack Lowden (Steven Patrick Morrissey), Jessica Brown Findlay (Linder Sterling), Laurie Kynaston (Johnny Marr)’ Adam Lawrence (Billy Duffy), Jodie Comer (Christine), Katherine Pearce (Anji Hardie), Peter McDonald (Peter Morrissey), Simone Kirby (Elizabeth Morrissey), Vivienne Bell (Jacqueline Morrissey), Graeme Hawley (Mr. Leonard)

Música: Ten Ton Trucks, New York Dolls, Roxy Music, The Cats, The Russian State Symphony & Dmitry Yablonsky, The Sex Pistols Experience, Martha Reeves & The Vandellas, George Formby, The Shangri-Las, Diana Dors, Francoise Hardy, Magazine, Baldwin Li, The Nosebleeds, Marianne Faithfull, The Marvelettes y otros.

Duración: 94 minutos

 

Ranking

DISCRETA
Poco ruido y escasas nueces en una biopic no autorizada que falla al momento de despertar emociones
the-damned
Anterior

Estrenos: Escuchen "Standing On The Edge Of Tomorrow", nuevo tema de los viejos The Damned

bad-dreams-feat
Siguiente

Febrero: Bad Dreams presenta su nuevo disco -en vivo y gratis- en Parque Centenario

Frank Blumetti

Frank Blumetti

Frank Blumetti (Editor fundador)
Periodista especializado en artes (principalmente música), gastronomía y cultura popular. Co-fundador de la revista argentina Riff Raff (una de las publicaciones dedicadas al heavy metal más influyentes de los años 80) y secretario de redacción de la revista Madhouse desde 1989 hasta 2001. Director del primer fanzine de habla hispana dedicado a Kiss y autor junto a Carlos Parise del libro "Heavy Metal Argentino" (1993).