img-20170829-wa0053

Dark Tranquillity + Apneuma y Soulless Faith en el Teatro Vorterix – 29/8/2017

Dark Tranquillity es desde hace años una de las tres leyendas suecas del death metal melódico, que durante principios de los 90 revolucionaría el metal extremo al combinar elementos del death más tradicional, con otras influencias que van del heavy metal más clásico a la new wave, sin olvidar matices góticos. Pero a diferencia de los otros dos integrantes de la trinidad, el quinteto nunca gozó de la fama ni las ventas abultadas de In Flames, ni tampoco del reconocimiento y el status de leyendas de los ahora reunidos At The Gates. El camino del grupo se construyó a fuerza de trabajos consistentes, donde la banda complementaría su estructura deathmetalera troncal con elementos más atmosféricos, provenientes de la música gótica y post punk… Tal es el curriculum de la banda que visitó nuestro país -por cuarta vez- a fines de agosto, en una noche fría y lluviosa que le daba el clima ideal a la cita que nos aguardaba en el Vorterix. Y la expectativa era mucha.

img-20170829-wa0055

APPETIZERS Y ENTRADA. Los encargados de agitar la previa fueron los energéticos grupos uruguayos Apneuma y Soulless Faith, quienes desplegaron a toda energía poco más de media hora de death melódico de excelente nivel, proveniente de su muy recomendable disco debut “No Life Till Death” (el cual pueden catar acá). Apenas pasadas las 21 hs., los suecos salieron a escena y la intro electrizante de “Force Of Hand”, con comienzo atmosférico y estribillos gritados, funcionó como un perfecto adelanto de todos los matices que la banda mostraría después.

img-20170829-wa0042

Siguió “The Lesser Faith”, ese temazo de su –ya clásico- álbum “Fiction”, que desataría el primer pogo de la noche. El tercero fue “Atoma”, corte  de su último y homónimo disco, un clásico instantáneo que bien podría enmarcarse entre lo mejor de su carrera, difícilmente salga de setlists futuros. Tan solo tres canciones necesitó Dark Tranquillity para empezar ganando por goleada, pero había más. Mucho más. Llegó una versión afiladísima de “The Treason Wall” con su cantante, Mikael Stanne, quien permaneció atónito en el escenario mientras el público coreaba las melodías de violas gemelas.

img-20170829-wa0060

PLATOS PRINCIPALES. El primer tramo del concierto, entonces, dejó en claro dos cosas fundamentales: 1) la banda suena ajustadísima: si hubo algún pifie durante todo el concierto, fue imperceptible. La pantalla del fondo del escenario mostró imágenes en video que se sincronizaban a la perfección con la música que los suecos reproducían en vivo, todo sin perder ni un ápice de frescura, dotando al show de una experiencia audiovisual verdaderamente fascinante. La novedad de este tour es la nueva dupla de hachas, en reemplazo del guitarrista histórico Niklas Sundin: la misma está compuesta por Johan Reinholdz (NonExist, Andrómeda, Skyfire…) y nada menos que Christoffer Amott (Ex Arch Enemy, hermano de Mike).

img-20170829-wa0054

2) Stanne es la figura indiscutible: el colorado tiene una presencia escénica única, combinando en cantidades justas agresividad, poses de rockstar que bien podríamos encontrar en Mick Jagger y una empatía y feedback con el público tan genuina que es imposible que no se compre a cualquier ser que tenga un mínimo de emoción. A semejantes dotes de frontman, se le suma que la performance del tipo es superlativa, tanto cuando suelta sus growls que sacan viruta de sus cuerdas vocales en piezas death de pura cepa como “Monochromatic Stains”, o en temas más atmosféricos como “What You Only Know” o “State Of Trust” donde interpreta sus partes en voces limpias, con su voz de barítono, profunda y melancólica.

img-20170829-wa0053

POSTRE Y CAFÉ. En el apartado sonoro, si bien por momentos con los cambios de volumen las guitarras y la voz quedaban un poco abajo (Por ejemplo en “Forward Momentum”), en general el sonido fue nítido y permitió disfrutar de un gran concierto. Aunque el setlist estuvo basado fundamentalmente es sus últimos dos discos -el reciente y genial “Atoma” y el anterior y mas climático “Construct”– la banda también repasó clásicos de toda su carrera, a excepción de sus primeros tres disco, cerrando la velada con la furia de “Through Smudged Lences” y ese hitazo eterno que es “Misery’s Crown”. Así pasó Dark Tranquillity, que según en palabras de Mikael al despedirse, “Esto no es un adiós, es un ‘nos vemos pronto’”… Con este nivel, ¡que así sea!

img-20170829-wa0043

Fotos: @Jorge Noro 2017

Escuchá el setlist aquí :

bandera-de-niebla-feat
Anterior

Discoanálisis: Bandera De Niebla vuelve con canciones cortas que no soportan la ansiedad

becker-feat
Siguiente

Partidas: A los 67 falleció Walter Becker, guitarrista de los enigmáticos Steely Dan

Ignacio Staropoli

Ignacio Staropoli

Marketer, guitarrista, padre y de Villa Luro. Tiene 33 años. Le gusta pensar que dice más de lo que habla.

No Comment

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *