ritchie-blackmore-tapa-memories

PACIENTE: RITCHIE BLACKMORE’S RAINBOW “Memories in Rock: Live in Germany” (CD + DVD Edel 2016)

HISTORIA CLÍNICA: Tras 20 largos años alejado del rock (luego del celebrado “Stranger In Us All” con el escocés Doogie White en las voces) dónde se dedicó a Blackmore’s Night, el proyecto de música renacentista que comparte junto a su esposa Candice, Ritchie Blackmore decidió rememorar viejas épocas reuniendo a una nueva formación de su mítica banda Rainbow para tres shows en Europa. Es así que este “Memories In Rock : Live In Germany” recoge en un combo DVD + CD doble lo mejor de los conciertos del pasado 17 y 18 de junio en la ciudades alemanas de Lorelei y Bietigheim, donde la banda intentó recuperar el prestigio de su pasado, aunque dejando muchas dudas.

Más allá de los 71 años de El Hombre de Negro y las dos décadas que llevaba sin tocar el estilo de su banda, Blackmore siempre se caracterizó por rodearse de músicos más que competentes, con luminarias como Ronnie James Dio, Cozy Powell, Don Airey o Joe Lynn Turner, entre tantos otros. Y ahí reside el principal problema de este Rainbow modelo 2016: la falta de una alineación que esté a la altura de la historia.

Si bien el cantante chileno Ronnie Romero cumple con creces con su desempeño vocal atravesando sin problemas el versátil material de todas las etapas tanto de Rainbow como de Deep Purple (quedando mejor parado en el repertorio de la primera que en el de la segunda) y el experimentado tecladista Jens Johansson complementa sin problemas el sonido de la banda, la base conformada por el baterista David Keith y el bajista Bob Nouveau (acompañantes del guitarrista en Blackmore’s Night) se presentan como el punto flojo del nuevo quinteto, siendo en gran parte responsables de que “Memories…” carezca completamente de potencia, precisión y prestancia escénica. Un -a priori- impresionante setlist que combinaba la etapa clásica de Rainbow con varios himnos del Mark II y III de Deep Purple se vio así opacado por una presentación sin carisma, sin magia, sin brillo. En definitiva: sin todo lo que hizo a Rainbow una banda de culto.

DIAGNÓSTICO: Más allá de buenos momentos como la destacada labor de Romero en “Mistreated” y la lograda química entre Blackmore y Johanssen en “16th Century Greensleeves” y “Man In The Silver Mountain” (con homenaje a Dio por parte de Romero incluido), los desajustes en “Spotlight Kid” y “Since You’ve Been Gone” y la falta de potencia en himnos como “Highway Star” y “Perfect Strangers” muestran un Arco Iris eclipsado que, desafortunadamente, no logra estar a la altura de un pasado notable.

daft-punk-weekend
Anterior

Logros: Daft Punk alcanzó el primer nro. 1 de su carrera con "Starboy" y The Weeknd

bow-guitar1
Siguiente

Obituarios: 2016, el año en que la música se quedó (casi) sin héroes

Alejandro Do Carmo

Alejandro Do Carmo

Licenciado en Comunicación Social, docente y periodista especializado en Cultura y Espectáculos. Conduce el programa La Isla de los Monos en FM 90.1 Devoto y colabora en La Caja Negra por Radiozonica. Ha escrito en Rock.com.ar, Revista Efecto Metal y Revista Mala Difusión. Mantiene su blog Film Song (www.film-song.blogspot.com) desde 2005.

  • Ignacio Starópoli

    Coincido, le estuve dando todo el fin de semana… y tristemente son versiones bastante insulsas las de este Rainbow modelo 2016. Escuche la versión de Spotify y por momentos me sorprendio lo alevosamente pinchados que están el bajo y la bateria. Sin dar vergüenza ajena, a Richie se lo nota un poco oxidado y ya sin el ataque que tenía hasta en la época de “Stranger in Us All”