machinehead

PACIENTE: MACHINE HEAD “Catharsis” (Nuclear Blast, 2018)

HISTORIA CLÍNICA: Corría el año 1999 y con el nü metal en la cresta de la ola, Machine Head mostró sus claras intenciones de subirse a los  sonidos en boga de aquellos años con la edición de “The Burning Red”. Comercialmente este álbum funcionó muy bien y en el 2001 la banda repitió la jugada de la mano del flojo “Supercharger”. Sin embargo, a mediados del 2000 para no quedar pegados a un género que comenzaba a agonizar, los comandados por Rob Flynn viraron el rumbo compositivo hacia un thrash más técnico, primero con “Through The Ashes Of Empires” (2003) y lo profundizado por sobre todo con “The Blackening” (2007) donde la sucesión de riffs y los distintos  cambios de marcha en las canciones recibieron el halago de los metaleros más ortodoxos.

Hoy ya estamos en 2018 y sorpresivamente los días de groove metal y voces rapeadas vuelven a decir presente en este “Catharsis”, producido por Rob Flynn y Zack Ohren en los Sharkbite Studios de Oakland, California. Las cataratas de riffs que escupían la dupla de guitarras  Flynn/Demmel durante  los últimos años, fueron sustituidas por bases más simples y mucho groove metal, ganchero, directo. Las reconocidas intervenciones melódicas de Flynn predominan mayoritariamente a lo largo de los 15 temas apoyándose en un sonido y una producción que resultan demoledores, por lo tanto, a la tercera o cuarta escucha se adhieren fácilmente a tu memoria auditiva. Si bien “Catharsis” es un álbum menos técnico que los trabajos anteriores, canciones como “Volatile”, “Beyond The Pale” o la ñumetalera “Triple Beam” son una vulgar demostración de poder con la cual te van a encontrar cabeceando en más de una oportunidad. Por supuesto hay algunos bochornos como “Bastard”, la poco inspirada”Psychotic” o el cierre con la innecesariamente larga “Eulogy”.

DIAGNOSTICO: Entonces, ¿este es un buen o un mal disco de Machine Head? Depende de la vara con la cual lo midas. Si sos aquel fan que prefiere la etapa más técnica y thrasher de la banda, este álbum quizá te resulte una enorme decepción. Por otro lado, si sos de aquellos que disfrutaron de la etapa en la que Flynn se teñía el pelo de color y usaba la ropa con la marca de las tres tiras, entonces salí corriendo y comprate “Catharsis”: te va a encantar.

bad-dreams-feat
Anterior

Febrero: Bad Dreams presenta su nuevo disco -en vivo y gratis- en Parque Centenario

kurt-underwater
Siguiente

Rankings: Escuchen los 50 discos favoritos de Kurt Cobain, de una lista hecha por él mismo

Nicolas Arroyo

Nicolas Arroyo

Nicolás es un fanático de la musica pesada (pero con el oído bien abierto) y los shows en vivo. En algún momento de su existencia se desempeñó como cantante en varias bandas, aunque según él mismo aclara, "más que cantante me gusta definirme como un caradura con inquietudes, fan del cine de terror y el fernet con Coca".