rancid-album

PACIENTE: RANCID “TROUBLE MAKER” (Epitaph, 2017)

HISTORIA CLÍNICA: Es sabido que Rancid es, dentro de un género que no ha sabido renovar referentes, uno de los exponentes más reverenciados dentro de la escena punk mundial. Es por eso que, ante cada nuevo lanzamiento de los californianos, la expectativa que se genera es enorme. Repasemos: los comandados por Tim Armstrong y Lars Frederiksen vienen de editar el irregular “Honor Is All We Know” allá por 2014. Para esta placa, la banda había adelantado un sonido que representaría una vuelta de tuerca a sus primeros -y más exitosos- discos y por supuesto presentando previamente varios cortes. Algunos de ellos entusiasmaban bastante (“Telegraph Avenue” a la cabeza) y otros sonaban al viejo, querido pero también algo repetitivo Rancid.

Así que veamos… Lo primero que se deja ver en este “Trouble Maker” es la cantidad de temas: nada menos que diecinueve canciones. Si bien esto no es algo malo en sí mismo, la cosa empieza a hacer mella cuando muchos de los tracks que se van sucediendo suenan sorprendentemente similares no solo a discos anteriores y más exitosos, sino también a los mismos temas de este disco… entonces, si bien es innegable que la placa entretiene y hasta garantiza un buen rato de punk hecho con oficio, uno tiene la sensación de que esto ya lo escuchó. La buena noticia es que Rancid cuenta con dos compositores muy competentes, como Frederiksen y Armstrong, que aseguran un piso mínimo de calidad. De manera que, con toda la repetición y la sensación de que estamos ante un disco hecho de taquito, los temas son efectivos y hacen del disco una escucha amena y sencilla.

Pero no sería justo ponernos conformistas con una banda que entregó uno de los más grandes discos de la historia del punk rock como “And Out Come The Wolves”, hay que decir que este “Trouble Maker”, lamentablmente, solo hace honor a su título (causaproblemas) cuando se trata de buscar temas realmente destacables dentro de la placa. Acaso sobresalgan “Farewell Lola Blue”, el mencionado “Telegraph Avenue” o la rabiosa “An Intimate Close Up Of a Street Punk Trouble Maker” donde el mejor Rancid dice presente, con sello distintivo, pero con una diferencia fundamental respecto del resto del tracklist: se trata de cortes memorables. El resto de las canciones acompaña sin desagradar en ningún momento, pero sin resultar de ninguna manera cortes destacables.

DIAGNÓSTICO: Sin despeinarse, Rancid aprueba sin brillar y pela un disco continuista y amigable, pero que se oxida rápido y difícilmente genere ganas de revisitarlo de acá a un tiempo.

club-v-music-club-buenos
Anterior

Julio: Club V le pone acción a la semana con la Feria De Miércoles + Jueves De Terror

cj-ramone
Siguiente

Entrevista exclusiva: CJ Ramone paseó su Belleza Americana por tierras catalanas

Ignacio Staropoli

Ignacio Staropoli

Marketer, guitarrista, padre y de Villa Luro. Tiene 33 años. Le gusta pensar que dice más de lo que habla.