oconnor-4bis

Hace poco más de un mes que las cosas en el mundo O’Connor -la banda- comenzaron a moverse nuevamente con la edición de “La Grieta”, su décimo trabajo de estudio, y algunos cambios en la alineación de la banda… Todos motivos suficientes para que MADHOUSE se acercara a charlar un rato con el vocalista.

Cómodamente instalados en un living ubicado en algún punto del barrio de Almagro, Claudio percibió mi nerviosismo (N. el autor debutaba como entrevistador: ténganle paciencia que vale la pena – FB)  y decidió romper el hielo charlando un poco acerca de EL evento del último fin de semana, es decir la visita de Guns N’ Roses al país, preguntándome qué tal estuvo y hasta sorprendiéndome cuando declaró que le encantó la participación de Axl en la banda de los hermanos Young y que le gustaría también verlos en la Argentina… Ahora sí, un poco más distendido, me dispuse a preguntar. Y la charla se inició así…

 ¿En qué momento empezaste a sentir que era hora de sacar un disco nuevo?

(Se ríe) Todo el tiempo pensábamos que teníamos que sacar un disco nuevo; cuando hicimos el de los covers  ya estábamos pensando en que pronto tendríamos que hacer uno con temas propios. Después tuvimos el paréntesis (N. por la vuelta de Malón) y volvimos como un ave fénix renaciendo de nuestra propias cenizas; nunca discutimos ni nos peleamos, medio que nos distanciamos un poco, Pablo (Naydon, batería) mandó una especie de comunicado de renuncia pero jamas hubo un problema serio, yo estaba muy ocupado y en un momento pensé que bueno… no teníamos manager y pensé en dejar pasar un poco el tiempo. Así pasaron como dos años hasta que hablamos de nuevo y volvimos con Fernando Cosenza que no estaba en la banda, además de Ivan Iñíguez que es nuestro guitarrista actual; Fer estaba hinchando que quería volver y tomamos la decisión de salir con dos guitarristas.

¿Sumar a otro guitarrista cambió mucho las cosas?

No, había dos caminos: este que elegimos fue compartir con un antiguo compañero, incluirlo, le dijimos “bueno, dale, ¿cuándo salimos a rockearla?”… El otro era respetar el formato pero realmente el primero nos pareció mucho más lindo y espiritual si se quiere, mas que nada por ese lado de compartir. Terminó siendo un buen complemento entre los guitarristas, a tal punto que yo no me doy cuenta de qué hizo cada uno: como no fui cuando se grabaron los solos de guitarra, al escuchar el disco no me doy cuenta de quién hizo tal o cual cosa. Si bien cada uno tiene ese toque que lo distingue, se potencian bien el uno con el otro y la verdad que es muy lindo, porque la única banda con dos guitarras en la que había estado previamente fue en mis comienzos (N: se refiere a Mark 1). No éramos una banda muy profesional que digamos, eran comienzos bastante amateur pero así y todo estuvimos como dos años tocando, al menos en esa etapa donde estuve yo, tocamos en un festival grande, hacíamos un poco de kilombo aunque no teníamos buenos equipos. Como dice el disco de Baglieto, eran “Tiempos Difíciles”.

15016198_10211080982603956_4897028382291552869_o

LA GRIETA POLÍTICA VS LA GRIETA ROCKERA

Te quiero preguntar por el titulo del disco, “La Grieta”; utilizaste una expresión que se ha instalado hace ya un par de años y…

(Interrumpiendo) Bueno, no fui el único; vi un dibujo de Rocambole, una especie de postal que se llama “La Grieta”…

Me refiero a que no es la primera vez que lo hacés. En plena época de crisis en 2002, titulaste al álbum como “Dolorización”

(Risas) Eso fue gracioso porque se decía “hay que dolarizar”… Igual no fue una genialidad mía sino de Jorge Pistocchi, que en paz descanse (N. periodista, redactor, escultor e ilustrador argentino, famoso por su trabajo en la revista Expreso Imaginario). Recuerdo que al hacer las letras de ese disco pasábamos mucho tiempo juntos y esa palabra la dijo él, “Dolorización” y ahí quedó.

Quiero seguir expresándome de esta manera, mantener esa comunión con la gente que viene a los conciertos, que se divierte mucho y me hace muy bien (…) así que hasta que no me toque la extremaunción y me digan “flaco, bajate porque no das más”, voy a seguir haciéndolo.

¿Y en el caso de “La Grieta”?

En este caso me pasó lo mismo que a todos; vos me preguntás porque es una palabra que escuchaste mucho. El disco fue bautizado luego de haberlo grabado, con todas las letras; a veces los temas tienen otros títulos, por ejemplo como pasó con “Río Extraño”… no me acuerdo como se llamaba y yo le puse un nombre… (se tienta) Hernan García (N. bajista) me miró y me dijo “¿qué es esto, loco?”. Lo estudió un poco y me dijo: “No, ¡esto se llama ‘Río Extraño’!” (Risas) Y listo, quedo así. Pero volviendo a “La Grieta”, en realidad las letras de este disco no son políticas ni tampoco somos militantes de ninguna facción política, somos militantes del rock. Las letras hablan de una grieta pero no solo política, también en la religión… (Piensa) Es como que la humanidad camina por un paisaje agrietado: algunos están en este cachito, algunos en otro y pareciera que tenés que pertenecer a algún grupo para no estar solo. Un poco habla de eso y defiende el ejercicio de la libertad por més que esté en la constitución nacional o donde carajo sea, que la ejerzamos nosotros mismos. La libertad no te la puede dar nadie, solo vos la podes ejercer y es lo que hicimos con este disco, por eso se llama “La Grieta” y en definitiva el mensaje es ese: tratar de comprometerte a ejercer tu libertad. No un libertinaje, no te conformes con que la libertad es el suelo, tenés que luchar y dedicarte por lo que realmente querés aportarle al mundo, sea lo que sea

¿Solés cambiar muchas veces los títulos?

No, por lo general no, pero siempre hay alguno que se te desinfla un poco o se te acaban las ideas. Por suerte al haber un criterio unificado de todos y no una competencia interna entre los integrantes, siempre aparece la opinión de alguno y la solución. En este caso, en este disco escribió muchas letras Pablo, quien si bien había incidido musicalmente en algunas canciones nunca lo había hecho escribiendo.

o-connor-la-grietaTODOS LOS TEMAS, TODOS

¿Se te hace muy engorroso contarme un poco sobre las canciones del disco?

Y… no me gusta eso, prefiero que vos o que cada uno le de su propio sentido y no condicionarte a que estaba hablando por ejemplo de “la barba” y a lo mejor eso te rompe la fantasía o algo positivo que te esta pasando con la canción. Creés que hay una conexión, seguro que la hay y quizá te esta hablando de cosas que te pasaron a vos realmente, ¿no? Me gusta que pase eso con las canciones. Hay algunas como “Jinetes Del Rock”, “Castigo y Perdón” o “Vivimos”, que son bastante explicitas en sí mismas.

Te quería preguntar por “Vivimos” ya que es la “distinta” del disco, por así decirlo.

La voz líder es la de Hernán, yo canto casi todo el tema pero estoy con una voz grave bien abajo… y bueno, siempre tenemos alguna rara.

He notado que en todos los discos suelen meter este tipo de canciones, es algo común en O’Connor: casi todos tus discos cierran de manera tranquila.

Sí… (Piensa) Aunque en el álbum “Río Extraño” (N. editado en 2010) la pusimos en el medio; tampoco es un tema largo, es un pedacito (N. se refiere a la canción “Abre El Portal”), es como una freakeadita cortita.

¿Sos de leer las criticas sobre tus discos en los diferentes medios? Te pregunto por la canción porque leyendo algunos comentarios sobre el disco, fue un poco la manzana de la discordia: el álbum viene muy bien y sobre el final te sorprende.

Si, algunas leo y la mayoría fueron buenas. Igual no llegó a la discordia tampoco, algunos han dicho que les parece un temazo, tengo un amigo de la adolescencia que estaba acá conmigo y este tema es el que más le gusta de todo el disco (Risas). Por eso sobre gustos… es como una vuelta a los 70: arrancamos diciendo “libertad” y nos vamos diciendo la misma palabra.

O’Connor no es una banda de country, tampoco de heavy metal como Malón o Hermética, pero creo que está en una misma senda que plantea una propuesta, tanto musical como espiritual, un poco distinta.

¿A lo largo de tu carrera te tomaste ciertas libertades?

Tuve que tomar la decisión de dedicarme a esto de lleno, por necesidad tenía que trabajar y en un momento era incompatible, tuve que decidir y jugármela eligiendo entre lo que a mí me gusta y me hace sentir lleno o quedarme con lo seguro, con un sueldito, con un laburito y bueno… Me quedé con esto, me jugué por mis ideales. No era muy placentero venir de tocar con Hermética en  Arlequines donde la cosa explotaba todo el tiempo y era todo una fiesta donde parecíamos los reyes magos y de ahí irte a una fábrica a marcar tarjeta. Siempre fui un buen trabajador, laburaba bien pero no me gustaba eso, vengo de una familia que te inculcaba eso de “cuidá el trabajo”.

¿Te sentís bendecido, como decís en la canción?

Sí, realmente sí; las letras hablan de eso, de agradecimiento, de reflexión, de no ser boludo, por eso decimos “la realidad duerme en un cajón”. O en el tema “Egos En Liquidación”, cuando decimos “se consumió gota a gota el aljibe / se embotelló para todos los fines”, se refiere a que siempre hay cosas más importantes que la economía; obviamente la necesitamos para subsistir en este sistema, no nos vamos a convertir todos en montañeses, pero habla de utilizar al sistema como herramienta y no ser nosotros herramientas de él. Hace un tiempo vi un programa donde un chabón iba al aeropuerto y chamuyaba con uno, con otro…Y no es que no pagaba, el tipo sacaba pasaje en clase turista y terminaba viajando en primera demostrando como engañar al sistema. No es tan difícil, si no todo termina siendo inalcanzable.

oconnor-2bis

PASADO PESADO, PRESENTE DISTINTO

Cantaste en Hermética y cantás en Malón, pero… ¿O’Connor es la banda que mejor te define?

En realidad todas, porque no es que en una toco los bongós y en otra canto.

Pero es en la que estás hace tantos años y con la cuál más discos has grabado…

Sí; igual eso no significa una elección de preferencia por sobre las demás expresiones artísticas en las que he participado o en las que participo, como por ejemplo Malón, pero no, para nada. Por ahí fue la que más costo imponer, es algo que nos propusimos. Si no, lo más fácil hubiese sido emular un poco y ver que pasa: preferí jugar una ficha en una nueva manera de expresarme con distorsión, con pesadez, cambiando las piezas un poquito de lugar, tampoco estamos tan alejados. O’Connor no es una banda de country, tampoco de heavy metal como Malón o Hermética, pero creo que está en una misma senda que plantea una propuesta, tanto musical como espiritual, un poco distinta.

¿Un poco más abierta?

No sé si ponerle tantos adjetivos… creo que con “distinta” ya alcanza.

En un principio, ¿se te hizo difícil que la gente te escuchara cantando en esta faceta distinta?

Hubo que imponerlo, demostrando que era algo serio y que no estábamos jugando. No es que nos fumábamos un porro y estábamos relocos. Aparte de eso estábamos comprometidos en dejar algo, un surquito más dentro de todos los surcos que dejan las bandas en su paso por el universo.

Claudio, tocaste con todos, conociste el éxito con tus bandas… ¿que te queda por lograr artísticamente?

No lo sé todavía, soy de fijarme en los logros cuando están pasando, no me propongo concretamente “bueno, ahora me queda por lograr…”. Muchas cosas aparecen en el destino de la vida de uno y es ahí donde esta bueno decir: “mirá, esto es un logro”, porque si te enfermas queriendo conseguir primero la puerta por ahí te estas perdiendo de la ventana… Quiero seguir expresándome de esta manera, mantener esa comunión con la gente que viene a los conciertos, que se divierte mucho y me hace muy bien y sé que también les hace bien a todos aquellos que están frente al escenario, así que hasta que no me toque la extremaunción y me digan “flaco, bajate porque no das más”, voy a seguir haciéndolo.

La ultima: ¿”La Grieta” es el mejor disco de O’Connor?

En este momento sí, pero con el tiempo vamos a ver… Igual hay uno que es el primero que medio se terminó convirtiendo en un clásico, y a ese es difícil darle ya que está cargado de un montón de cosas del alma. Pero bueno, hoy diría que a nivel compositivo y en todo sentido “La Grieta” está muy bien logrado. Yo acostumbro poner Youtube, escuchando alguna banda que suena bien y lo pongo al lado a ver si son disimiles. Y sí, en algún momento se caen o se levantan… pero creo que están para que los pasen en la Aspen (Risas).

 

Fotos: ©Silvia Tuky

cohen-2
Anterior

Luto: Murió Leonard Cohen, influyente artista de las últimas cinco décadas

rich-robinson
Siguiente

Discoanálisis: Rich Robinson, cuervo solo que bien se lame en "Flux"

Nicolas Arroyo

Nicolas Arroyo

Nicolás es un fanático de la musica pesada (pero con el oído bien abierto) y los shows en vivo. En algún momento de su existencia se desempeñó como cantante en varias bandas, aunque según él mismo aclara, "más que cantante me gusta definirme como un caradura con inquietudes, fan del cine de terror y el fernet con Coca".

1 Comment

  1. | Bennet |
    November 12, 2016 at 5:04 am — Reply

    Muy buena entrevista!

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *