cj-ramone-17

CJ Ramone en el Rocksound de Barcelona, España – 29/6/2017

Christopher Joseph Ward, más conocido como CJ Ramone, en su reciente paso por Barcelona no solo dio un show increíble, sino que también tuvo tiempo de charlar con MADHOUSE y contarnos algunas cosas. Pasen y lean todo lo acontecido en una jornada inolvidable.

Esta crónica empieza como tantas otras: poniéndonos en situación y evocando imágenes. Llegamos temprano, entramos a un Rocksound todavía vacío, esperamos pacientemente a que CJ terminara de poner con muchos mimos una cuerda en su bajo, lo vimos probar sonido y finalmente cruzamos las primeras palabras. Un saludo y un imperioso “vamos a comer, estoy hambriento”, precedieron a nuestra salida de la sala; cruzamos la calle y entramos a un restaurante donde mucha gente lo miraba, pero nadie le dijo nada… “esto en Argentina sería imposible”, pensé para mis adentros. Nos sentamos en una mesa, pidió un whisky y comenzamos a charlar de todos los temas: su último disco, la banda que lo acompaña, el punk, Trump y obviamente, de los Ramones.

cj-ramone-5

“American Beauty” se escribió en un momento muy especial para los Estados Unidos. ¿Cuál es el mensaje que quisiste que el disco trasmita?

Originalmente el disco tenía otro título, otro arte de tapa e incluso otras letras, pero sentí que en ese momento mucha gente estaba tirando más nafta al fuego; había muchos conflictos y no quise contribuir con eso, lo que quiero es que la gente escuche mis canciones y pueda evadirse de todos esos problemas. El punk rock nunca fue político de donde yo vengo; nadie usa uniforme, no te dicen lo que tenés que hacer o no… ser punk es simplemente no ser parte del mainstream, no se trata de llevar piercings y ese tipo de cosas.

Tengo entendido que reescribiste gran parte del álbum en muy pocos días y casi en el período de grabación.

Así es, tenía muchas letras que decían muchas cosas directo a la cara, pero sentí que si las publicaba estaría haciendo lo mismo que todo el mundo, y creo que eso no era lo que había que hacer en ese momento. Todo el mundo odia al presidente, todo el mundo odia a Estados Unidos, pero yo amo a mi país, respeto al presidente, a la gente y al sistema y pienso que el tiempo pondrá todo en su sitio.

¿Johnny Ramone estaría contento con Trump?

(Sonríe y piensa) Posiblemente, no lo sé… Trump es un hombre de negocios y Johnny también lo era, asi que sí, ¡Johnny estaría feliz con Trump como presidente!

Esta gira no la estás haciendo con la banda que grabó el disco…

No, estoy con mi segunda banda, mi banda de la Costa Este. En verano hay muchos festivales en Estados Unidos y Steve (Soto) y Dan (Root) están girando con Adolescents mientras que Pete (Sosa) hace lo propio con Street Dogs. Entonces ahora estoy girando con Josh Blackway y Chris Eller de The Huntingtons (guitarra y batería) y con Nate Sander (guitarra) que es un músico independiente muy joven y talentoso.

¿Cómo ves la escena punk hoy en Estados Unidos, siguen surgiendo buenas bandas?

Sí, hay muchas bandas punks muy buenas, te digo tres que escucho y me gustan mucho: Mean Jeans, de Oregon, tienen raíces ramoneras y son divertidos y están realmente locos, no es una forma de decir, es real (Risas). Luego están los Night Birds, con ellos grabé un tema para su último disco, y finalmente The Boompops. Todo lo que sale lo voy escuchando, esta música es mi identidad, mi marca y mi influencia. Y sí, la escena definitivamente sigue muy viva, siempre que haya adolescentes enojados contra el sistema y el gobierno habrá punk rock.

ramones-x

RAMONES FOREVER

Hablemos de Ramones. Hace pocos meses formaste parte en Argentina junto a Richie de un show en el cual se homenajeaban los 30 años del primer Obras de Ramones en Argentina ¿qué se siente homenajearse a uno mismo?

(se ríe) Yo fui fan por muchos años, antes de entrar en la banda… siempre siento que estoy homenajeando a los Ramones, todo lo que yo pueda hacer para que los fans tengan al menos una mínima sensación de lo que fue la banda original lo haré encantado.

¿Sentís algún tipo de presión por llevar el legado de Ramones allá donde toques?

Ya no siento presión, creo que es mi deber y estoy feliz de hacerlo, amo a los Ramones.

¿De qué integrante del grupo aprendiste más?

Tuve relaciones muy diferentes con Joey y con Johnny, pero las dos fueron muy importantes. Joey era mi amigo, salíamos juntos, escribíamos canciones, escuchábamos música. Johnny fue más mi mentor, me enseñó mucho sobre el negocio y a trabajar duro.

cj-ramone-6

Ramones nunca fue una banda que se caracterizara por su virtuosismo, pero a la vez creo que es una de las pocas bandas a la que no se logró imitar con éxito, copiarlos al 100%. ¿Creés que es así?

Ramones fue una banda única, eran cuatro personajes muy especiales y es muy difícil encontrar gente tan opuesta pero que a la vez funcionen tocando. Desde las diferencias políticas hasta los problemas con el alcohol y las drogas, todo eso genera un clima único y fue gracias a Tommy que todo funcionó, él fue el verdadero arquitecto de Ramones: inventó la forma de tocar, de vestirse, el sonido y la imagen que la banda proyectaba. Luego Johnny fue el motor que mantuvo eso en marcha y lo fue dirigiendo. La cosa es así: Dee Dee era un drogadicto, Joey tenía serios problemas mentales, otros con el alcohol (N.: se refiere a Marky) y Tommy no podía estar “on the road”. Luego de que Johnny lo echara vino Richie hasta que se fue… Johnny era el que movía los hilos de la banda, el que mantenía unido todo.

Es bastante general la opinión de que tu ingreso al grupo fue una inyección de adrenalina, energía nueva que la banda necesitaba. ¿Cómo lo viviste vos?

¡Es que yo era un gran fan de ellos! Tenía muy claro que Dee Dee era irreemplazable, jamás quise ocupar su lugar; mi intención fue que la banda rejuveneciera,  quería que volvieran a ser lo que yo admiraba de ellos y creo que eso fue mi aporte.

¿Cómo crees que sería hoy tu vida si en aquella audición no entrabas a Ramones?

Seguramente hubiese seguido en el ejército, en los marines por unos años y luego me habría convertido en un vagabundo… (Risas). No sé, puede que hubiese comprado una moto y salido a la carretera.

cj-ramone-10

ONE, TWO, THREE, FOUR!

Luego del reportaje, llegó el momento del show. Después de que los teloneros F.A.N.T.A. calentaran el ambiente de Rocksound (Rocksauna, como se dijo por ahí. ¡Qué calor hacía!) todo estaba listo para que las 170 personas que forjaron el sold out tuvieran lo que habían ido a buscar: punk rock con denominación de origen, punk rock Ramone. Un brindis de los cuatro músicos con sendos shots”de whisky dió el puntapié inicial para que CJ, que lucía su infaltable gorra negra de los Yankees y su tupida barba blanca, nos disparase “Let’s Dance” y las tres primeras de “American Beauty”: “Let’s Go”, “Yeah, Yeah, Yeah” y “You’ll Never  Make Me Belive” para volver a terreno ramonero con “Rockaway Beach” y acá fue cuando comenzaron a saltearse la lista de temas casi por completo. “Outsider” fue una de las que no estaba en lista pero que vino de perlas al público para cantar a viva voz; por supuesto no faltaron otros grandes éxitos de Ramones como “Gimme Gimme Shock Treatment”, “Havanna Affair” (dedicada a Banana, el tour manager)  o “53rd & 3rd”.

De sus discos como solista sonaron también “Last Chance to Dance” de su primer material homónimo, el homenaje a Joey, Johnny y Dee Dee con “Three Angels” (“Reconquista”, 2012) o “Moral To The Story” (“American Beauty”). Finalmente y luego de más de una hora sin descanso, la despedida fue a todo Ramones con “Commando”, “Bonzo Goes to Bitzburg” y “California Sun”… Pero atención: a lo que yo llamaba a esas alturas una noche perfecta, todavía le faltaban condimentos que la hicieron sublime.

cj-ramone-17

“ON THE ROAD AGAIN”

Ya fuera de la sala CJ firmaba CD’s, vinilos y entradas a los fans que se acercaban. Poco a poco fue yéndose la gente hasta que quedamos seis personas. Entre  muchísimas cosas que nos quedamos hablando, nos confesó que el disco que más le gusta de los Ramones previos a su ingreso es “Leave Home” y con él ya en la banda, “Mondo Bizarro“. Entre bromas y contestando a las preguntas que le íbamos tirando, nos comentaba que “después de Joey, yo fui el Ramone que puso la voz en más temas” y que a partir de su entrada en el grupo fue cuando más conciertos y giras hicieron en su prolongada historia. La predisposición del músico hizo que la confianza vaya subiendo y la charla derivara en anécdotas contadas por CJ a cinco fans que lo escuchábamos sin perder detalle, como si fuéramos niños a quienes el abuelo les cuenta un cuento. Voy a resumir la que terminó en aplausos:

“Me enteré  por el hermano de Joey que los Ramones harían una audición para cubrir la baja de Dee Dee. Yo estaba en el ejército, no lo pensé y me fui de allí para poder probar suerte. Fui el primero en entrar:  ‘Hola, soy Chris Ward’… saludé a todos, no podía creerlo, ¡le estaba dando la mano a Johnny! La  audición fue buena, toqué con toda mi energía, recogí mis cosas y me fui. Pocos días después mi madre me dijo que habían llamado a casa de parte de los Ramones y pensé que me habría olvidado en el estudio la correa del bajo, pero no: querían que hiciera otra audición con ellos. Al volver al ejército fui directo a la cárcel: ¡cinco semanas preso! Hacía pocos  días había estado tocando con Ramones y ahora estaba en una puta cárcel.

A los dos o tres días de estar ahí, me dicen que tenía una llamada. Esperaba escuchar a mi madre llorando por mi situación, pero era Johnny para decirme que ya era  parte de los Ramones y le dije “I’m in jail, dude” (estoy preso, amigo) a lo que me contestó “Cuando salgas te estaremos esperando”… Fueron las cinco semanas más largas de mi vida, entre cuatro paredes pero imaginándome ya en el escenario. Y así fue, a las cinco semanas ya estaba tocando mi primer concierto en Leicester”.

cj-ramone-7

DECIME QUÉ SE SIENTE

Les cuento la última, se que les va a gustar: en el grupo que escuchaba los relatos de CJ había un brasileño que previamente le había  contado que era muy fan de Ramones y que lo había visto en no sé qué estadio de Brasil y que había sido una locura y que la gente los ama en Brasil y todo eso. A pesar de ser minoría -éramos tres argentinos en el grupito- el amigo se envalentonó y le hizo la pregunta clave a CJ: “Decime la verdad CJ, ¿cuál es el mejor público del mundo?” (suponiendo, iluso él, que recibiría por respuesta el de Brasil) a lo que CJ respondió mirándolo a los ojos algo que no necesita traducción: “Man, argentinian people is REALLY CRAZY”. Fin de la charla… ¡y del partido también!

cj-ramone-9

rancid-feat
Anterior

Discoanálisis: Rancid causa problemas con su repetición en "Trouble Maker"

ace-frehley-1
Siguiente

Estrenos: Escuchen un demo inédito de Ace Frehley, adelanto de la reedición "Anomaly Deluxe"

Nicolás de los Santos

Nicolás de los Santos

En los 90 editaba el Fanzine Contra La Pared y conducía el programa de radio con el mismo nombre en radios de Quilmes.
Ahora desde Barcelona recoge los acontecimientos musicales más interesantes para que los lectores de MADHOUSE puedan tener reseña de lo que sucede en la capital catalana y alrededores.