coverheads-5

Coverheads, banda conocida por sus versiones en español de grandes clásicos del hard rock, presentó “1000 Vidas” el sábado 21 de octubre en The Roxy Live!. Este, su segundo disco de estudio, marca una nueva etapa en el grupo, que ya venía presentando temas propios en los shows de estos últimos años. Tuvimos ocasión de reunirnos con Carucha y Tripa para que nos cuenten cómo está hoy la banda, qué podemos esperar de ahora en adelante… y bastantes cosas más.

“1000 Vidas” es un álbum que cuenta con once temas totalmente originales más un bonus track de la canción “S.O.A” (inspirada en la serie “Sons Of Anarchy”). El mismo fue editado por el sello Level Music, con distribución de Sony Music Argentina y se encuentra disponible en formato físico y en todas las plataformas digitales. Junto a la formación que grabó el disco, compuesta por Carucha Podestá y Germán Tripa en voces, Gaby Zero y Walter Ramírez en guitarras, Daniel Chino en bajo, Sergio Dukke en batería y Pablo Mantiñan en teclados, el disco tuvo aportes de invitados como Chizzo Napoli de La Renga en la canción “Billy The Kid” y de Pato Sardelli de Airbag, en “Cada Vez Que Te Vas”. Y la charla comenzó de esta manera…

Coverheads, como su nombre lo indica, comenzó como una banda de covers, luego comenzó a hacer versiones en español… ¿Podrían contarnos cómo fue el camino hacia la composición de temas propios?

Carucha: Mirá, se dio por una decantación, por una necesidad. Porque nosotros empezamos siendo la houseband de la fiesta Glamnation, junto a Pablito Name, el creador de la fiesta, y ahí estaba Coverheads haciendo las versiones en inglés, y venía tanta gente al Roxy Arcos, tantos músicos a las 4, 5 de la mañana, y sobre todo cuando ingresó Tripa en la banda, que dijimos “tenemos que hacer el disco de temas propios, basta con los covers”. Uno habla de esto y parece ridículo, porque la banda se llama Coverheads, las versiones las seguimos haciendo…

Tripa: De hecho, el disco anterior “Rock Cinco Estrellas” son todos covers en castellano, versiones.

Carucha: Tenemos un público de muchos chicos chiquitos, que vienen, nos escuchan y por ejemplo, el tema “Creo En Milagros” -del cual hicimos una versión con Ciro Pertusi- pensaban que era de Coverheads, cuando es un tema de Ramones; y bueno, también los temas en español eran como una cosa rara y empezó a funcionar, y ese fue el paso inicial a hacer nuestras propias canciones.

Específicamente, ¿cómo tuvo que ver tu ingreso, Tripa, con la decisión de empezar a componer?

Tripa: Tuvo que ver un poco, sí, y un poco ya venían ellos como banda también con ganas, masticando un poco la idea. Mi ingreso fue “¿y por qué no?”, ¿me entendés? En una banda que ya está muy consolidada, constituida, siempre hay uno que dice “y bueno, dale, vamos”. En este caso fue más bien “dale, animémonos, cuál es el problema”. A mí me vino de diez porque la idea era cambiar el formato de la banda; antes, al tener dos cantantes, entraba y salía uno todo el tiempo, pocas veces se quedaban los dos juntos. En el caso de este Coverheads “nuevo” estamos todos todo el tiempo en el escenario; capaz que Carucha se va y juega con la gente, pero está omnipresente.

Carucha: Claro, cambiamos la dinámica del show, es verdad lo que dice Germán. Capaz que antes con Piru, nuestro cantante anterior -a quien mandamos un saludo ya que es un gran amigo- cantábamos dos temas Piru, dos temas yo, y con el ingreso de Germán, en este nuevo proceso que ya es realidad con este disco “1000 Vidas”, dijimos “vamos a hacer esto”, haciendo un poco de prueba y error, viendo cómo la gente lo recibía: no es lo mismo hacer todos grandes hits que tocar tus temas.

Tripa: Tampoco es que me cargo la mochila de decir “gracias a mí compusieron sus temas y yo soy no sé qué”… No. Ellos ya lo venían masticando y lo único que hice fue empujarlos un poquito, porque a mí también me servía, me gustaba, poder tener temas propios en una banda que es mágica, porque es una banda que recién arranca, es su primer disco. Por más que todo el mundo la conoce o que tocamos con The Cult o Guns ‘N’ Roses, es nuestro primer disco con temas propios y hay que arrancarlo como cualquier banda que está arrancando por primera vez, con otro background tal vez, porque venimos de otro lugar, pero tenemos que telonear a Kapanga, a Cielo Razzo, La Beriso en Obras, a todas las bandas de acá que mueven mucha gente,  y que nos empiecen a conocer. Desde ese lugar es lo que decía Carucha hace un rato: somos de acá, de Argentina, tocamos con The Cult y después nos tomamos el subte, no nos vamos en limusina. Entonces es eso, es una banda ATP, que ha sacado sus temas propios para todos, para nosotros y para la gente que la escucha. Es una de las pocas bandas de hard rock acá, hard rock americano-argentino.

coverheads-1

HARD AUTÓCTONO

¿Cómo ven la escena del hard rock en nuestro país y el rol de Coverheads en ella?

Carucha: Nuestra banda tiene dos cantantes y no conozco una banda de este palo que tenga dos cantantes y no sea dúo. Si bien es un hard rock ochentoso-noventoso, tratamos de llevarlo a esta época, más 2017. Obviamente nos forjamos con todas esas bandas y nos dimos el lujo de tocar con Aerosmith, con GNR, con Slash hicimos cuatro giras… Esto es increíble, un dato de color, me da vergüenza contarlo, estábamos con Slash y Duff en La Plata, en calzoncillos ellos y tenían que subir a tocar, y viene el manager a apurarlos y era como un poco reticente, y Slash dice “pará que estoy con mis amigos charlando, ya voy”. Y es un poco eso, si vos estás con los pies en otro lado que no sea la realidad sos un boludo. Acá estamos en Argentina, te cambiás un poco el traje para tocar, vas de un lado a otro y la dinámica es esa, pero celebro que pase esto y soy un privilegiado de poder hacer lo que me gusta, aunque también entiendo que eso es una partecita. Nosotros vivimos acá, somos una banda argentina, queremos contar una historia de nuestro país y llegar a la gente de acá. También acá el hard rock es como un nicho reducido y tenemos la posibilidad de llegar a otro público. Lo que tiene Coverheads es que lo que se gana en la banda se reinvierte en la banda. Y a veces se pone más de lo que se gana, porque nos gusta mucho la puesta en escena. Siempre se dice que el hard rock está como medio relegado; nosotros dijimos, bueno, hagamos cosas de los ochenta y los noventa pero llevándolo a nuestra época actual, a esta nueva era.

¿Cómo es el proceso compositivo de la banda? ¿Se ponen todos a tirar ideas o hay alguien que lleve la posta?

Tripa: Un poco y un poco, tiramos ideas y en algún momento alguien toma la posta. Es un proceso democrático, somos todos y en algún momento hace falta que alguien diga “bueno grabemos, dale, ya tenemos treinta temas, basta, probemos, grabemos, hagamos”, pero es todo muy muy democrático. Uno tira una idea, a otro le copó y así es como se arma, es más como una banda de garage, de adolescentes, pero con esta edad (Risas). En la sala es como que uno tira una idea, un riff, o una letra, y es como una charla entre amigos.

Carucha: Todos sabemos que el rock es atemporal, no tiene edad. O sea, el otro día estábamos viendo a los Who, con Roger Daltrey de setenta y dos años, tocando, cantando, matándose, y eso hay que celebrarlo también. Sobre tu pregunta, capaz que hay días en que alguno está más inspirado y sale una buena letra. Lo que sí quisimos hacer en este disco, puntualmente, es contar algo. Porque si bien quisimos hacer hard rock porque nos encanta el hard rock, en este proceso aprendimos mucho, de cuando hicimos el primer disco, elegimos doce o trece canciones de las más representativas, hemos hecho hasta una versión de “Enter Sandman” en castellano, bizarrísimo, pero está, y nos quedamos con ganas de hacer un tema de Kiss, pero las letras de Kiss cuando las llevas al español todas dicen “baby, love, minitas” (Risas), todo el tiempo medio Pomelo… amamos Kiss, pero no cuadraba (Risas) El hard rock es minas, coche, noche, copetín (Risas); entonces dijimos, vamos a armar una historia dentro de las canciones, y no fue fácil hacerlo. Nosotros venimos de una generación de no YouTube, de nada, sin celular, nada, entonces nos llegaba la música por otro lado, del disco, en inglés, tuvimos que aprender un segundo idioma.

Tripa: (señalando a Carucha) Bueno, ustedes que son más grandes, la banda, (Risas) ellos compraban vinilo. Yo cassette, caí en el cassette (Risas) Yo, que me siento que soy un viejo, soy el más chico de la banda, y tengo treinta y siete años (Risas). También el disc-man, que gastaba un montón y pegaba saltos cuando ibas en el bondi (Risas).

coverheads-0

LIVIN’ LAS VIDAS LOCAS

¿Cómo es esta historia que ustedes quieren contar en “1000 vidas”?

Tripa: Queremos contar la historia de una banda que sobrevive a todo, como es hoy ser argentino. Sobrevivir y adaptarte a todo. Que es esto que decíamos antes, tocamos con The Cult, y al otro día nos toca seguir laburando.

Carucha: O hacer una gira sudamericana con GNR, y salir en un diario de Bolivia y preguntarnos “¿No hay una banda de Bolivia o Perú?”, y en ese diario salió que Slash o Axl habían dicho que la banda que querían era Coverheads, y llegamos a Bolivia como que éramos no sé qué, y decís “¿qué onda?, bueno, vamos a jugar un ratito”, ya que pasa esto. Pero esto es Argentina, muchachos…

Tripa: Es Argentina y estamos preparados para bancarnos mucho más de lo que se bancaría GNR, no por nosotros, sino por todos, somos laburantes del rock y lo que queremos contar es lo que cuenta el disco “1000 Vidas”, que todos tenemos mil vidas, o por lo menos, como banda, tantas voces han pasado, tantos músicos, hasta que se gestó esto, que es nuestro primer disco de temas propios, que son mil vidas: superarte, adaptarte, mejorar, enojarte, ponerte bien, mal… todos tenemos mil facetas y son las mil vidas de cada uno. Es eso.

Carucha: Personalmente tuve una época muy oscura, fui y vine, muy pegado con la muerte y destrucción, me agarró mucho la etapa del metal, los ochenta me los abracé con todo. Me fui a vivir a Brasil, volví, llega un momento en que decís “loco, qué onda, hay que ir para adelante”. No me cabe la idea esa de que si estoy deprimido me mato, tipo Chester de Linkin Park. No puedo creerlo de un cantante de la talla de Chris Cornell, no lo puedo creer… Yo pienso, mucho no quiero opinar porque detrás de las redes todos critican, pero no lo puedo creer, tenía una familia hermosa, millonario, un cantante increíble, qué se yo; vení acá papá, dame una fracción de todo eso y sabés cómo lo arreglamos. Pero bueno, para mí la gente que se suicida no tiene huevos, para mí hay que bancársela, el chabón que se deprime dice “me mato y dejo a mi familia”, para mí esos son cagones. Y digo esto porque para mí era un baluarte, un grosso. Esto lo dije la otra vez en la radio y se armó un quilombo… me encanta su arte y todo, pero no entiendo esa onda. Vení a vivir a la Argentina, papá, a ver si llegás a fin de mes.

Tripa: Está bien, Carucha, está bien, pero es un lugar de mucha oscuridad.

Carucha: Pero Tripa, decime la verdad, de corazón, sos millonario, tenés una mujer hermosa, una familia hermosa, disfrutá la vida…

Tripa: Y fachero, talentoso, un cantante de la concha de la lora, buen músico…

Carucha: Yo esto lo hablaba con mi mujer también y ella se enojó conmigo y me dijo “tenés que estar en la piel de él”… ¿Qué piel? ¿La piel de quién? Hay que estar en la piel de la gente que no tiene para morfar.

Tripa: Se enojó, tranquilo Carucha… Hay que vivir también eso, hay un chip en el suicida que no lo tenés vos, claramente era una persona depresiva, y vos no te has deprimido… o has accedido a lugares de otra oscuridad, pero no a ese, porque si no te hubieras suicidado. En ese sentido, lo que yo hago es tratar de comprender el por qué, muchas veces no lo hago, como en el caso de Chris Cornell, o el de Bennington, que parece que eran muy amigos y se dijeron un montón de pelotudeces, como que era un pacto… Ahora si hicieron un pacto y el pibe de Linkin Park se mató por eso… Cachetazo.

Carucha: Son dos boludos. Igual, ¿sabés por qué me enojo? No tanto con el cantante de Linkin Park, que lo respeto y está todo bien, pero por Chris Cornell, no podés, tenés una familia, una gira con Soundgarden de regreso por delante… y lo veo a Roger Daltrey de setenta y dos años, de The Who, armando el escenario adelante del de los Guns, una banda milenaria, que escribió la historia de la música, y veo eso y digo “loco, aguante”. O Mick Jagger, más allá del género, digo “loco, ésta es la que va, esto es un ejemplo”, ¿cuál es el ejemplo que le queda a los pibes, a las nuevas generaciones? Un chabón que sostiene que “la vida me engañó y me mato”, no. Ya sé que con esto me gano un montón de detractores, pero no importa.

COVER VS. HEADS

Bueno, hablemos de los detractores. A lo largo de la carrera de Coverheads han recibido mucho apoyo del público pero también muchas críticas, ¿cómo lo manejan?

Carucha: Un montón, todo el tiempo, por ser banda de covers, por Tripa que viene de Mambrú, por Piru que venía de Rebelde Way… o sea, cambiamos un Rebelde Way por un Mambrú…

Tripa: Ese de hecho fue uno de los dichos de un músico de Coverheads que ya no está más. Dijo eso, o sea, surge desde la base misma. El argentino está mandado a hacer para esas cosas, criticamos todo por las dudas y después nos gusta, pero hay que criticarlo por las dudas. Mirá, tengo el ejemplo más cercano, yo estaba haciendo “American Idiot”, el musical de Billy Joe Armstrong de Green Day, fans de Green Day critican el musical que hizo el mismo Billy Joe, y cuando ya llegan al summum, piden las funciones en inglés. Listo, se hicieron en inglés, y después dicen “ah, me gustaron más las en castellano”… listo, chau, y ahí me doy cuenta de cómo es la cosa (Risas)

Carucha: Y después viene cualquier gringo de afuera, hay muchos muy copados, yo tuve la suerte de compartir con muchos, no voy a dar nombres, pero, ¿viste la frase “a veces es mejor no conocer a tus ídolos”? Algunos vienen y le cobran la foto a un pibe laburante, a un fan que se levanta a las seis de la mañana para ir a laburar, y les cobran doscientos dólares una foto pedorra y para firmar un instrumento te cobra cien dólares más, ¿y eso está bien? A mí no me parece, yo me enojé con el chabón, que es muy grosso, y en cierta medida también soy fan, pero bueno, le dije, “loco, firmale, papá, te viene a ver, te paga la entrada y encima le cobrás trescientos dólares”…

Tripa: Fijate como Carucha se aleja del micrófono para que no sepas de quién está hablando (Risas). No hay que enojarse tanto, Carucha, cada uno tiene su sistema. Te enojás un montón, ¿sabés lo que sería si éste pegara una tira y lo vieran doce millones de personas y lo empezaran a criticar? Se pelearía con todos (Risas)

Carucha: Bueno, no me peleo, digo la realidad. Desde el anonimato, está bueno, pero yo laburo en el Canal De La Música hace tiempo, soy músico y también entrevisto y capaz me toca hacer una nota y dicen abajo “no me gustó la nota” o “hubiera preguntado otra cosa”… y… hacele una nota, hacela vos que sabés tanto, o sea… bueno, esto te lo puedo decir a vos, no en mi programa (Risas)

Tripa: Hay una sola cosa que supera la boludez humana que es el laburo, el talento, la música. Hemos recibido críticas porque el Chino está en la banda, y muchas veces trae bandas el Chino y nosotros tocamos, o porque son conocidos de él y tocamos, lo que no saben es que la banda elige al artista que lo acompaña, el productor lo puede mostrar, pero la banda da el OK. Y no sólo desde ese lugar, porque una vez que estás ahí hay que sostener a diez mil personas, como pasó con Airbag con GNR; por más que había cien ponele chiflando, el resto movió la cabeza.

Carucha: Pasa que también Airbag son amigos nuestros, Pato colabora en el disco, nosotros los vimos cómo fueron creciendo, y hay mucha gente que es prejuiciosa, pero los pibes suben a tocar y la rompen. Y eso es típico de argentino, de la idiosincrasia argentina, eso de criticar por las dudas.

Tripa: Es del ser humano ese prejuicio, el poner etiquetas, “el Mambrú”, “el pelilargo”… no te dicen el nombre, ¿entendés? Yo ya he superado eso, él (N.: por Carucha) se enoja, pero yo me forjé en fuego desde Mambrú hasta acá (Risas).

Carucha: No, no me enojo, me divierto, y aprovecho estas situaciones, estos medios no televisivos para hacer un poco de catarsis. El mainstream de la tele no te lo permite, hay reglas, y no puedo estar quejándome de todo; bueno, a veces sí lo hago, cada vez me estoy lanzando un poco más (Risas). Lo que digo es que la gente siempre opina, por ejemplo, hicimos el video de “Billy The Kid”, el tema en que cantamos con el Chizzo, y nos pareció que no estaba bueno molestarlo y pedirle que además del tema aparezca en el video actuando algo, porque nos parecía que era abusar. La gente ve el video y dice, “está re bueno el tema, pero no está el Chizzo”. ¿Pero qué más querés, boludo? ¡Está cantando el chabón!…

Tripa: Pero bueno, viste cómo es, es querer siempre un poquito más.

Carucha: El Chizzo es un amigo, es un amor. Pero si no le gusta no lo va a hacer.

Tripa: Y el momento en que lo llamamos era complicado, era la época que no los dejaban tocar, de antes de los shows de Huracán. Pero bueno, escuchó el tema durante dos o tres semanas, hasta que nos dijo que sí. Y recién ahí aprobó.

Carucha: Igual quiero remarcar, si a ustedes les gusta La Renga, ojalá tengan la posibilidad de conocerlos a ellos, porque son gente increíble, excelentes personas. En relación a lo que te decía del que viene de afuera y te cobra fortunas, hay que mirar para adentro, hay que bancar al rock de acá.

DE AQUÍ, DE ALLÁ Y DE TODAS PARTES

Y a ustedes, ¿qué les gusta escuchar de acá?

Carucha: Bueno, La Renga, es una banda clásica. Yo escucho de todo. Mi laburo por suerte me obliga, y estamos gozando de un semillero pocas veces visto. Me encanta la música, soy súper abierto, me encanta el hard rock, el metal, la fusión de eso. Hay muchas bandas nuevas, nunca vi tantas bandas que estén equipadas, que suenan bien, que están a la altura, son profesionales y se la bancan. Y se las tienen que rebuscar porque hay tanto show internacional que los pibes no paran de tocar y de generar propuestas, y es hermoso eso.

Tripa: Me gusta mucho Divididos, lo que hace Mollo, como ser humano. Me gusta mucho el último disco de El Bordo, más en la onda Foo Fighters, lo anterior quizá no tanto.  También Airbag, me parece que dentro del hard rock está generando algo nuevo, y está buenísimo, porque lidiaron y lidian con mucho prejuicio.

Carucha: Están llevando a todos los niños al hard rock (Risas)

Bueno, chicos, muchas gracias por la buena onda… La última pregunta, ¿cómo es Coverheads en vivo?

Tripa: El show es muy divertido. Es una fiesta siempre y partimos del lugar de pasarla bien. Yo toco un poco la guitarra, Carucha es el frontman de la banda y maneja todo diez puntos, es siempre pasarla bien, no hay restricciones. Y desde ese lugar también nos tomamos la libertad de invitar gente, de decirle a muchos amigos, muy conocidos y queridos por la gente, que se animen a venir, a tocar, y somos una banda que hemos hecho mucho cover y de repente viene tal y te hace ese cover, y te llevás esa frutilla que es fantástica… Y nada, eso es Coverheads.

Carucha: Se me pone la piel de gallina. Y quiero destacar una cosa, como para ir cerrando también, si bien el gen fundacional de la banda es en el Roxy Arcos, de hecho no nos queremos alejar mucho y tenemos la sala enfrente (Risas)… elegimos tocar acá en The Roxy Live, porque en un punto es el lugar que nos vio nacer, es nuestra casa, acá pasamos momentos increíbles, y las vamos a seguir pasando. Seguramente después, antes de fin de año, hagamos algún lugar más grande. Y gracias MADHOUSE, revista que he comprado, en la que he salido con mi banda anterior; me copa que no se haya extinguido, porque la recuerdo con mucho cariño, sobrevivió a todo, ¡aguante MADHOUSE forever!

coverheads-2

marilyn-manson-twiggy-ramirez
Anterior

Escándalo: Marilyn Manson echó de su banda a Twiggy Ramirez, acusado de violación y agresión física

fats-domino-feat
Siguiente

Pesar: A los 89 años falleció Fats Domino, la gran leyenda de New Orleans

Noelia Adamo

Noelia Adamo

Heavy Metal. Feminista. Formada en Filosofía (UBA). Trabajo en educación, soy profesora en secundaria y terciario. Colaboro con el Grupo de Investigación Interdisciplinario sobre Heavy Metal Argentino (GIIHMA). Soy de Tres de Febrero, GBA.